Logo Reddes

Cada vez más empresas están cambiando su manera de concebir el mejor camino a la consecución de resultados. En este sentido, el papel de las personas y su sentido del liderazgo juega un papel fundamental a la hora de alcanzar dichos objetivos.

Si antes predominaba un modelo de centralización de información con procedimientos muy bien delimitados para la toma de decisiones, en la actualidad este paradigma está cambiando. No se trata de contemplar a las personas como una manera de conseguir resultados sino de alcanzarlos a través de las personas.

En este sentido, la capacidad de liderazgo de las personas que conforman la organización resulta fundamental. Para alcanzar este liderazgo resulta clave establecer una nueva pauta relacional donde los directivos fomentan el diálogo y la conversación en lugar del discurso mono-direccional.

Preguntas del estilo, ¿qué puedo hacer para ayudarte en tu labor? ¿qué objetivos quieres alcanzar? ¿qué necesitas para poder conseguirlo? ¿en qué pueden ayudarte las demás personas de la empresa? ¿cómo puedes ayudarles tú?… son fundamentales para establecer este nuevo modelo.

El objetivo último es desarrollar una competencia fundamental que permita el desarrollo de las personas y de la organización. Todo en una misma dirección. Para ello, construir diálogos y conversaciones de valor resulta más que necesario.

Sobre el autor

Hacer un comentario

*

captcha *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.