Logo Reddes

Tras haber tratado la gestión de cambio en las organizaciones, ahora nos gustaría hablar sobre el compromiso y satisfacción de los empleados, comenzando por las formas que hay para conseguir que los empleados recuperen su compromiso con la empresa, así como de las diferentes maneras que hay para aumentar la confianza de los empleados y por último, conoceremos el grado de satisfacción qué tienen los trabajadores con la empresa.

Recuperar el compromiso de los empleados es más fácil de lo que parece. No tener vínculos con la empresa provoca malestar y pocas ganas de desarrollar un proyecto. Entre las causas más frecuentes que originan que los empleados pierdan el compromiso con la empresa nos encontramos: expectativas que no han sido satisfechas, estar en un puesto inferior al que deberías, no tener un control ni seguimiento de tu trabajo y pocas oportunidades de promoción.

Para conseguir que los empleados recuperen el compromiso con la empresa, el primer paso es detectar los compromisos falsos, es decir, cuando crees que una persona está vinculada con tu empresa y realmente no es así. Lo fundamental es detectar esas actitudes y comenzar a trabajar para conseguir que el trabajador comparta los objetivos generales de la organización y los concretos de su puesto.

Pasos a seguir para recuperar el compromiso:

  • Conseguir el vínculo: es necesario proponer políticas que potencien el crecimiento. También es fundamental ser transparente en momentos difíciles y escuchar a todos tus empleados, para así alinear los valores de los empleados con los de la empresa. Para promover la confianza hay que dejar claro al equipo cuáles son las metas perseguidas y las acciones para llegar a conseguirlas. Igual de importante es ser consciente de los intereses y expectativas individuales de los empleados para ofrecer un trato y gestión diferenciados.
  • Cultura de la empresa: transmitir la historia de la organización, tanto los momentos de mayores logros cómo los más difíciles. Es imprescindible hacerles sentir parte del proyecto para que se sientan identificados con el negocio.
  • Formación: ofrecer formación específica/práctica potenciará a los empleados y les ayudará a seguir avanzando en su carrera y a mejorar dentro de la empresa.
  • Tecnología: en empresas con muchos departamentos es necesario incorporar tecnología para que éstos estén vinculados y haya una comunicación fluida y efectiva. Un ejemplo de tecnología serían los chats o una intranet. El objetivo conocer que se hace en cada puesto, cómo se encarga cada departamento de sus funciones y cómo avanza el proyecto.
  • Innovación: realizar actividades novedosas que creen un ambiente en el que se promuevan las ideas. Un ejemplo de innovación sería convocar comidas mensuales para analizar resultados y escuchar las soluciones y mejoras que tus trabajadores te proponen. En estas reuniones también podrás detectar el grado de satisfacción de los empleados.

 

Conseguir que un equipo esté a gusto y satisfecho con el proyecto producirá un aumento de la productividad. Cada trabajador tiene que conocer qué parte del eslabón de la cadena ocupa, cuál es su aportación y que cuente con suficiente autonomía y responsabilidad.

Es fundamental alcanzar la unión en el equipo pero también hay que marcar los objetivos individuales para que todos se esfuercen, es decir, tiene que ser una mezcla de metas individuales, de equipo y compañía.

Sobre el autor

Hacer un comentario

*

captcha *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.